viernes, julio 05, 2013

Star Trek: En la oscuridad

Si eres de los que salió satisfecho con la primera saldrás satisfecho con la segunda.

Si eres de los que fue sorprendido por la primera, lo serás menos por la segunda por razones obvias, pero como la sorpresa solo pudo ser positiva, saldrás satisfecho con la segunda.

Si eres de los que no disfruto con la primera , no se que coño haces leyendo esto.


Una vez aclarado esto, (esperad que me quito la baba que me surge mientras recuerdo fragmentos de la peli), tengo que decir que servidor, (y su hermano poco fan de estas historias), han salido como dos niños con zapatos nuevos tras una gloriosa sesión de cifi de acción, humor y aventuras en un estupendo (en este caso) 3-D, que les ha llevado a preciosos lugares por el Universo más cercano, que para el lejano vendrá la siguiente.

Una entretenida entrada en faena rapidita, para refrescarnos a los personajes principales, sus carácteres, motivaciones y demás, así como su posicionamiento en el mundo mundial de la película, nos hace ver de paso que la cosa de nuevo, a la vez que rebosa de rabiosa actualidad para el neófito, no solo en lo técnico, destila trekismo por todos sus poros, lo que ha de agradecer por segunda vez el fan más veterano del asunto.

Tras esto, una aún mas breve puesta en escena del rival de esta entrega y de lo que ha de ser el inical leitmotiv la historia que vamos a ver, y así, sin acabar aún ni la mitad del primer paquete de lo que lleves, contando varios trailers y todo, la Enterprise mete el turbo de curvatura ese que tiene y todo el resto del metraje es un no parar, acción a saco, de la buena, sin fisuras, comedía que no se esconde y, si, tres o cuatro escenas que se ven venir, pero que no se sonrojan por dejarse ver, ya que son necesarias para una peli fresca, de nuevo su mayor virtud.

Divertimento mayúsculo por lo tanto, que de paso cierra flecos de la primera, y remata sin dejarse puntada sin hilo para sembrar las venideras, que servidor espera con ganas.

Reparto en el que caso de los que repiten de la primera entrega que de nuevo resulta resultón, creible y a lo suyo, retocado por alguna incorporación que cuesta algo mas ver bien y, sobresaliendo por minutos y buen hacer Zachary Quinto dándolo todo como Spock, y Chris Pine creciendo mucho de nuevo como Kirk.

Inciso aquí porque sin lugar a dudas es el momento de destacar a quien todos sabíamos que se iba a llevar la palma, si, él, no podía fallar, fue y será el mejor Sherlock que se recuerda, un desconocido hasta bien poco que se fajó en papeles menores en otras pelis antes y después de ser un magnífico detective, (como su importante personaje de El Topo), y ahora llama con fuerza a puertas que ya se le comenzaban a rifar firmando un villano de los de recordar, dando rostro a la sutileza (quiero verle solo siendo malo elegante, orgásmico sería) del malo por naturaleza o por creencias cuando hay que tenerla, o con la dureza física (sorprendente) del hombre de lucha cuando se ha de ser duro e intransigente mas allá de la palabra, Benedict Cumberbatch es Khan.

Dicho esto nada mas he de decir, a tu cine en 3-D, que en esta las escenas de acción no son embarulladas, y las naves y el espacio exterior...fuaaaaaa...que planos....

Puntuación: Sobresaliente.
Ah coño, que ya se ha acabado..!!?? Quiero mas. Necesito mas.






No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...