domingo, agosto 18, 2013

Elysium


Notable película de nuevo de Neill Blompkamp, que una vez mas trasciende el concepto propiamente dicho de ciencia ficción con su particular estilo cinematográfico.

Si en District 9 nos mostró su personal versión del Apartheid, presenta en esta ocasión una clara alegoría a nuestro presente de amplias desigualdades sociales, tocando temas candentes como la inmigración ilegal, el tráfico de humanos a través de fronteras o (sobre todo en este film) las diferencias en sanidad y calidad de vida en general, que cada vez son más amplias en nuestro mundo. (y yendo hacia peor).

En esta ocasión el vehículo para tocar todos estos palos es una manida historia de acción, bien resulta en lo interpretativo por Matt Damon como héroe antiheroe rodeado de compinches igual de oportunistas,  (buen reparto de secundarios) , personajes reales como la vida misma que, movidos unicamente por sus deseos mas humanos y egoístas, se erigen como involuntarios defensores del movimiento de concienciación que pretende hacernos llegar el Blompkamp escritor.

Es en este apartado, en el de guión, donde mas flojea una propuesta que ha de unir demasiados trozos de tela con los alfileres justos, y que, pese a no caer del todo en ningún momento, no hace llegar una trama que se ve forzada según avanza hacia lo convencional de una propuesta mas para todo los públicos.

No por ello deja de ser acertado el escritor-director al mostrarnos igualmente los tres poderes reales dominantes en cualquier sociedad actual de nuestro mundo mundial, en este caso representados por tres grandes actores como son la muy bien comedida Jodie Foster (Poder Político), el muy bien frio William Fitchner (Poder Empresarial) y el desatado Sharlto Copley (Poder Militar), este último erigiéndose en estrella de la función con un villano alocado camino de dictador absoluto de los de recordar.

Se muestra de manera gruesa y nada sutil esta realidad de las luchas de poder de las clases altas, manera completamente necesaria ya que sino estaríamos metiéndonos en una película del doble de duración, lo cual obviamente hubiese lastrado terriblemente su visionado en el cine, pero hubiese sido mejor para el resultado final, que en ocasiones, y me repito, peca de acelerado y embarullado, sobre todo en lo convencional de su final.

Donde sin lugar a dudas de nuevo estamos ante cine con mayúsculas en en el apartado técnico, allí donde se mueve como pocos este maestro de lo visual, que con su abrasadora iluminación es capaz de presentarnos en pantalla simultaneamente las favelas de hoy y mañana, junto con naves capaces de salir de la atmósfera, y que todo parezca vivo ante nuestros ojos. Real. Genial. Único.

Puntuación: Notable
Como paso con District 9 surge de nuevo una cierta sensación agridulce tras ver el film, algo inexplicable que produce el cine de este tio, bien sea por sus giros, que abandonan propuestas rompedoras para centrarse en lo comercial en sus finales, o no se, por el desasosiego que producen sus películas, que no regalan nada, pese a ser mas allá de sus duras historias, preciosas. Igual esa es la clave, que no deberían de serlo, porque hablan de nuestras vidas.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...