lunes, septiembre 23, 2013

Alonso finalmente no se compra la bici nueva


Alonso y Euskaltel rompen el acuerdo.

Se veía venir. Pasadas tres semanas del anuncio que tanto Fernando Alonso como la firma Euskaltel hicieron a bombo y platillo coincidiendo con la etapa de Hazallanas de la Vuelta a España -el lunes 2 de septiembre-, por el cual el piloto de F1 compraba la licencia del equipo vasco, la luna de miel entre las partes ha terminado de la peor forma posible: sin acuerdo y, salvo milagro, sin posibilidad de que se produzca, porque las negociaciones no sólo se han enfriado, sino que están prácticamente rotas.

 Alonso anunció que compraba la licencia del Euskaltel, cuya permanencia en el World Tour parecía asegurada hasta 2016, y los contratos de los 14 corredores que tenían compromiso para el futuro. Sin embargo, Euskaltel quiere desprenderse de todo lo que huele a ciclismo y ha intentado que el piloto, al adquirir la sociedad Basque Cycling Pro Team, asuma todas las responsabilidades de esta.

Las dos partes cuentan versiones contrapuestas. El entorno de Alonso deja entrever que la contabilidad del equipo vasco no era tan clara como creían y que, además, el nuevo equipo tendría que asumir los contratos de toda la plantilla, incluidos los técnicos y auxiliares. Euskaltel, por su parte, asegura que sus cuentas no tienen nada oculto y que no era un requisito para el acuerdo que Alonso se quedara con los técnicos y auxiliares. De hecho, Euskaltel aceptó la condiciones impuestas por los asesores de Alonso, que, aun así, han decidido no ejecutar la compra del equipo. El preacuerdo fue roto el viernes. La batalla entre los abogados de una y otra parte ha sido dura, pero, lejos de entenderse, han acabado por hacer inviable el proyecto. Fernando Alonso, por tanto, baraja otras opciones, porque no sólo Euskaltel pasa dificultades, aunque al final no sería de extrañar que, como ya sucediera en 2009, acabara por olvidarse, al menos por el momento, de su sueño de tener un equipo de ciclismo propio. Quienes más pierden, así, son los corredores que Euskaltel tiene firmados, porque primero se les pidió tiempo, luego se les ofreció la libertad -sólo de palabra, jamás de manera oficial-, más tarde se les pidió calma y ahora pueden encontrarse otra vez en la calle cuando algunos han dejado pasar oportunidades muy interesantes de cara al futuro más cercano.

 Los afectado, ademas de técnicos y demás, son Samuel Sánchez, que tiene contrato hasta 2015, Mikel Nieve, Igor Antón, Mikel Landa, Ion Izagirre, Romain Sicard, Egoi Martínez, Gorka Verdugo, Juanjo Lobato, Garikoitz Bravo, Jon Aberasturi, Pello Bilbao, Miguel Mínguez y Rubén Pérez.

Ahora, los corredores del Euskaltel con contrato que iban a quedar englobados en la escuadra de Alonso vuelven a estar en el aire, y sin apenas tiempo para negociar con otros conjuntos cuando ya las plantillas están practicamente llenas. Alguno de ellos rechazó ofertas de otras escuadras cuando, en plena Vuelta, Alonso anunció que compraba la licencia UCI World Tour del Euskaltel-Euskadi. Parecía un milagro y se ha quedado en una decepción.

Fuentes:
marca.com
elcorreo.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...