lunes, octubre 14, 2013

Prisioneros

Soberbia, una de las películas del año seguro, LA película del año en lo suyo, e incluso LA película de lo que va de 2013.

Sombría, húmeda, fría, oscura, como su ambientación, magnífica, acorde con lo que se nos cuenta, con lo que nos plantea lo que se nos cuenta, y con la pausa, brillante, precisa, preciosa, con la que se nos cuenta lo que se nos cuenta.


Dos niñas desaparecen junto a su casa. En el barrio se ve una autocaravana que no es de por allí. El padre de una de las niñas suma dos y dos. A la policía esta suma no le da el mismo resultado.....

Un reparto potente de secundarios se ve minimizado por los papelones, de lo mejor de su carrera sino los mejores, de Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal, el padre de una de las niñas y el policía encargado de la investigación. El uno desbordado, poseído, el otro contenido, reflexivo, ambos poderosos, ambos decididos, en busca de una solución, con energía, con ideas, con determinación.

Como determinación tiene el canadiense Denis Villeneuve, un desconocido para el gran público, que sobre todo con Incendies se nos dió a conocer. Un desconocido del que ya sabíamos que era inquietante hasta ahora en su cine, especial, raruno que dirían otros, pero lo que no sabíamos es que con su primera película para Yankilandia iba a entrar por la puerta grande al salón de los elegidos, cerquita de todo lo bueno de la pausa y la puesta en escena David Fincher, de la obra maestra que es la Mystic River de Clint Eastwood o del prodigio de suspense, sobre todo cuando jugaba con lo que nosotros sabíamos y los personajes no, del mismísimo Alfred Hitchcok. Ahí es nada.

Mensaje contundente el que la historia envía a nuestros ojos y oídos, mensaje que no es nuevo, ya que incluso nos llega como el que no quiere la cosa con su habitual envoltorio religioso y todo, aunque no se ceba en este aspecto ya que lo que quiere que pensemos, más allá de la propia búsqueda, es en nosotros mismos, en como seríamos, en que haríamos, en donde estaríamos en las situaciones que se plantean conforme el metraje avanza.

Un juego de dudas, de aciertos, de sospechas y de certezas, en el que incluso los mas avezados cazatrucos fílmicos, aún sabiendo, o pergreñando posibles soluciones, deberían de disfrutar con cine con mayúsculas, ya que eso es esta película, cine del que te tiene prisionero.

Puntuación: 10/10
El suspense ha estado en todo momento ahí, pero ha habido un par de momentos de angustia, y uno de lo siguiente, que por si solos hacen que la película merezca el sobresaliente.

PD: Si no has visto el trailer ni se te ocurra verlo. Si, como me pasó a mi que siempre los evito,pero me lo colaron en el cine, ya lo has visto, no te preocupes, has visto poco, esto da mucho mas de si.

PD: Deberían de caerle un carro de nominaciones y premios. Sería justo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...