miércoles, octubre 09, 2013

Tres buenas (dos muy) novelas negras nórdicas (una noruega, una danesa, y una lapona) comentadas brevemente

Vayan rapidito mis impresiones de tres novelas que me he leído estos días, con los denominadores comunes de ser de la onda negra nórdica, coincidiendo dos de ellas además en ser las primeras de una serie. La tercera podría serlo, pero por ser más nueva aún no lo sabemos.


Petirrojo de Jo Nesbo

Primer libro de la serie que protagoniza Harry Hole, que lleva durmiendo en mis estantes esperando su hora ni se el tiempo. Libro al que curiosamente siempre he tenido muchas ganas, pero por unas u otras cosas nunca había sido su turno, hasta un empujón que me llevo el otro día a cepillarmelo junto con las dos novelas de las que hablo abajo.

Empezamos a saco en tres tiempos distinto, (que rapidamente se convierten en dos) ,la actualidad en Noruega, hace seis meses en Noruega, y en una trinchera del frente oriental de la Segunda Guerra Mundial. Tres historias condenadas a encontrarse, que van desgranandose, dejandonos sus pistas y presentando al personal despacito y con buena letra.

En la actualidad (1999 en el libro) el policia Harry Hole anda perdido en un sueño de alcohol por algo que le pasó recientemente.

Hace seis meses (1999 en el libro) el Presidente de los Estados Unidos de América, entre otros mandatarios, va a visitar Noruega, siendo Harry Hole uno de los polis encargados de vigilar la ruta que aquel utilice el el país.

En el frio de la estepa rusa (1944 en el libro) un grupo de voluntarios noruegos combaten de lado de los nazis durante la mencionada Segunda Guerra Mundial. Un grupo en el que tenemos de todo como en botica.

En la actulidad un rifle de francotirador de la hostia parece ser que se mueve por el entorno neonazi de Oslo, lo que podría ser un nexo entre las tres historias....

Un estilo francamente grato de leer, con un interesante antihéroe de prota, muchos misterios por resolver practicamente hasta el final del libro, un golpe a las entrañas de los de recordar, y mucha carga política, económica y social, de ayer, de hoy y de siempre, hacen de este negro uno de los buenos.

Puntuación: Muy Buena
Némesis, segundo de la serie, lo tengo en mis estantes de lecturas para ya, y ganas le tengo oiga, que además aún quedan subtramas por resolver, sobre todo una que me produce ardores.



La mujer que arañaba las paredes (Departamento Q Vol.1) de Jussi Adler-Olsen

Primer libro de la serie que protagoniza el Departamento Q con Carl Mock al frente, que siempre miré de lado por aquello de la oportunista traducción del título, vulgar a la hora de subirse al caballo ganador de Stieg Larsson, pero que oye, a base de run run y boca a boca unánime no me ha quedado otra que ceder al deseo de leérmelo.

Entretenido, con mucho sentido del humor, y con una pareja de protagonistas principales muy carismáticos, de un lado el vaguete mencionado Carl Mock, que recuerda poderosamente al clásico funcionario de los chistes de Forges, a la vez que es una verdadera maquina para aprovechar los recursos que los demás y el mismo tienen en las investigaciones y sacar muy buenos resultados en lo suyo. Le acompaña el habitual escudero todoterreno, de oscuro y secreto pasado, y de sorprendente presente, el peculiar Assad, que desde su fregona no hace sino crecer, lo cual es beneficiosa para todos, para nosotros como lectores los primeros.

Mas allá de los entresijos de los centros de poder daneses, de los policiales en esta ocasión, en este texto los principal sin duda es un interesante caso a investigar, que nos logra atrapar mediante la angustia de la tortura nivel experto de una rehén, y la duda razonable sobre su situación, y sobre el final de la misma.

Puntuación: Muy Buena
Tengo el segundo caso de este tío aquí delante esperando turno en breve, por algo será que quiero leerlo.



El último lapón de Olivier Truc

Primer libro policíaco (o del cualquier tipo creo) que leo que se desarrolle en Laponia, lo cual una vez leído la sipnosis fue un inevitable imán para lanzarme a devorarlo, pese a que tecnicamente el autor es francés, pero como lleva la hostia de años de corresponsal en la parte sueca lapona para Le Monde se le puede otorgar el beneficio de la duda.

Buen libro como historia policial, magnífico como documento para adentrarnos en la vida de los indígenas de aquel inhóspito y alejado lugar, los samis, repartidos por territorios de lo que ahora son Suecia, Finlandia, Noruega y Rusia, con el berenjenal que ello supone. Una vez aquí, bien abrigados y pertrechados, seguiremos la investigación que comienzan a llevar a cabo un par de agentes de la para nosotros desconocida Policía de los Renos, cuando desaparece un importante tambor tribal. Investigación que por supuesto no hará mas que crecer, y nos hará conocer de primera mano la vida, bondades y miserias de las gentes que allá al norte del norte viven, basando lo suyo sobre todo en la explotación de todo lo que con el reno tenga que ver, y de recursos minerales.

No se corta el autor en su posicionamiento favorable a los indígenas lapones, ni en su clara defensa ecológica del lugar y de cualquier lugar o pueblo por añadidura, lo cual es de agradecer, y así, pese a algún pasaje que otro en el cual la cosa se ralentiza, lo que es una pena, nos presenta un recomendable libro, con una como ya he dicho buena historia policial perfectamente imbricada en una novela costumbrista contemporánea.

Puntuación: Buena.
No me voy a vivir a las noches heladas eternas laponas ni cuando suba el nivel del mar y no nos queda otra que mirar para arriba.

PD: La portada es horrible, parece cualquier cosa menos lo que es.

1 comentario:

grendel dijo...

Me apunto el primero, PETIRROJO.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...