miércoles, octubre 23, 2013

Un par de reseñas breves con Murciélago de por medio


Batman y Robin Nº4: La leyenda renace de nuevo

El mayor acierto dentro de la controvertida etapa de Grant Morrison al frente de los tebeos del Murciélago ha sido sin duda la creación de Damian Wayne Al Ghul, que en esta serie debería ser el que pusiera su nombre por delante en el título.

Recoge el testigo del personaje el poco reconocido por público e industria, pese a llevar tiempo haciéndolo bien en las grandes ligas, Peter J. Tomasi, que agarra por los cuernos al hijo de Batman y Talia y le da forma, puliendo de manera definitiva el sencillo boceto del personaje que heredó, un Robin 5.0 en continuo enfrentamiento con su padre y familia, para nuestro disfrute mientras leemos, tanto en esta como en anteriores entregas,  uno de los más entretenidos tebeos que se pueden devorar en la actualidad. Mientras esta dure.

Puntuación: Notable
Reseña originalmente escrita por servidor allá por junio para la revista Zona Cómic.



Batman, el Caballero Oscuro: Hijo de la Fortuna

Por suerte el rock es parte de nuestras vidas desde el mismo momento en el que surgió como tal, con lo que su presencia es frecuente dentro de expresiones sociales, culturales o artísticas, como es el caso de esta auténtica rareza de cómic del siglo pasado, cuyo título, Hijo de la Fortuna (Fortunate Son de los magníficos Creedence Clearwater Revival) ,es una de las más populares canciones antibelicistas de la historia.

Como popular es aquí el rockero Izaak Crowe, protagonista de este tebeo en el que Batman aparece más padrazo que nunca, preocupado por un Robin terrenal, un adolescente más bajo el hechizo del músico, cuyas intenciones y creencias transmitidas  y potenciadas mediante su rock, son de inicio más que dudosas, lo que hace que el Murciélago actue al respecto. 

Puntuación: Bien
Reseña originalmente escrita por servidor allá por mayo para la revista Zona Cómic.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...