martes, diciembre 24, 2013

He disfrutado como un enano con el piloto de Sleepy Hollow


El Jinete sin Cabeza con su caballo blanco de ojos mal hechos demoníacos, y su terrible hacha, brujas con sus brujerías y aquelarres varios, muertos vivientes, decapitaciones, fantasia a raudales, policias típicos y tópicos, humor con gracia, mal rollete bíblico, demonios de los muy chungos, balas de pistola, fusil, rifle o metralleta a tutiplén y desfachatez como pocas veces he visto al juntar todo este mogollón con siglos de diferencia entre unos y otros asuntos, en el conocido pueblo del título, Sleepy Hollow, pero en nuestro actual Siglo XXI, han hecho de este piloto uno de los mas divertidos del año, sobre todo porque al acabar todo los contado está cerradito y con las cartas pasadas, presentes y futuras sobre la mesa, no dando puntada sin hilo, y queriendo que por encima de todo nos lo pasemos bien con lo alucinante de la trama, que lo hacemos vaya que si.

Puntuación: Compro sorpresa.
No se como tamaña flipada pudo pasar por suerte para nosotros de la mesa de proyectos a la de realidades, pero me alegro, ya que pretendo seguir viéndola, y si me sigue divirtiendo mas me alegro sabiendo que además ha sido renovada para una segunda temporada.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...