viernes, junio 13, 2014

NBA The Finals 2014, visto el 4º partido

Nuevo show de San Antonio, para el que se acaban los elogios, precioso, preciosista baloncesto coral una vez más, que demuestra, machaca, la realidad de que el Oeste es infinitamente superior al Este, y que hoy por hoy los San Antonio Spurs de Greg Popovich son infinitamente superiores a cualquier equipo de baloncesto del mundo mundial.

Enfrente, pués el mejor jugador del mundo solo en el desierto, un Lebron James que mermado tira del equipo lo que puede, si es que viendo al rival se puede llamar equipo a unos Miami Heat que salen muy tocados de estas finales, ya que salvo el mencionado James, unicamente libra a buen nivel en esta serie el siempre infravalorado Chris Bosch, porque las rodillas de Wade solo le dejan maquillarse pero no es lo que era, y el resto...pues eso..a ratitos y pocos, alguno de ellos para darles matarile pero ya.

Ahora nos vamos el domingo a Texas, donde, quien lo iba a decir hace unos meses, que no hace unas semanas viendo el nivel previo en todas las series de los Spurs, estos pueden matar el asunto en casa, ante su público en un quinto partido que, visto lo visto y me da igual lo de vender la piel del oso antes de cazarlo, tiene pinta de nueva paliza y de nuevo espectaculo de baloncesto en su mas pura esencia, la de un conjunto global, internacional, que defiende con solidaridad y ataca como nunca antes se ha visto en este deporte.

De ahí que ponga hoy en la imagen al que para mi debería de ser MVP, aunque tiene pinta que se lo darán a Leonard, que se esta sobrando con un fisico que le hace estar en todas partes, o incluso a Duncan, por sus números, importancia y asi agrandar su leyenda, ambas opciones gustan mucho al negocio NBA, crear una nueva estrella o agrandar otra.

Pero yo se lo daría al francés Boris Diaw, por varios motivos que considero son lícitos para hacerle merecedor de esta distinción:



1º -  A Popovich no se puede, que es el artífice de esto, desde hace años hasta hoy, dando desde el primer momento con la clave en todos los partidos, con los ajustes idóneos incluyendo en esta final el cambio en la rotación entre Spliter y Diaw, que es sin lugar a dudas el movimiento que hace que veamos lo que estamos viendo estos días, la superioridad del equipo que va a ser campeón.

2º - Porque representa lo que es San Antonio, un equipo multicultural, cosmopólita, en el que no importa tu físico, ni que tu seas el que mas o mejor tire, no que hoy juegues mas o menos minutos, ni en que puesto fuiste escogido en el draft, sino que lo que importa es que juegues bien y hagas jugar bien a los demás. Que , pese a tener sus tres leyendas a pleno rendimiento como son Duncan, Parker y Ginobili, tanto ellos como tu seáis parte de un todo.

3º - Y así llegamos a este tercer motivo, que no es otro que la magia de Boris Diaw, que con su pinta de pelín pasado de peso y culo gordo, nos está dando día si día también lecciones de baloncesto, aportando en todo, en defensa, puntos, rebotes y muchas asistencias, pero sobre todo en magia, donde esta sobresaliendo por encima del resto, haciendo que nosotros disfrutemos como espectadores, y que sus compañeros ganen sobrados, relajados, disfrutando con un deporte en el que da la sensación que, con Boris Diaw al lado en tu equipo, vuelve a ser ese juego divertido de la infancia con tus amigos.

Por eso Boris Diaw es mi MVP de las Finales, y no creo que se lo den, por otros motivos ya comentados, pero deberían dárselo.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...