martes, julio 29, 2014

Apuñalan en la carcel, con un cepillo de dientes afilado en la cabeza y el cuello, al shaolín bilbaino


Juan Carlos Aguilar, el falso shaolín acusado del asesinato de dos mujeres en Bilbao, fue trasladado este lunes al hospital Río Carrión de Palencia tras haber apuñalado dos veces con un cepillo de dientes afilado. El interno, que fue detenido en junio del año pasado por la Ertzaintza en el interior de su gimnasio bilbaíno tras hallarle con una mujer nigeriana de 29 años moribunda, recibió la agresión de otro recluso, que le hirió en la cabeza y el cuello. No obstante, su pronóstico es "leve".

El agresor, un preso de más de 1,90 y 120 kilos con "alto perfil psiquiátrico" El suceso tuvo lugar sobre las 17.00 horas, la hora del paseo. En ese momento, otro de los reclusos le atacó con el mencionado cepillo de dientes.

Aguilar está desde octubre en un módulo común con más de 70 internos. Eso sí, sometido a un "estrecho marcaje" por los funcionarios para proteger su integridad. Aguilar, quien en un principio se resistió a ser trasladado al hospital, accedió al centro a pie, escoltado por cuatro guardias civiles y presentaba un apósito en el cuello, según testigos.

La agresión sufrida por el falso shaolín en la cárcel palentina en la que se halla encerrado tiene todos los tintes de un clásico de las películas carcelarias. El autor de las cuchilladas, J.S.S. utilizó un cepillo de dientes afilado, un arma que no pita al pasar por los detectores de metales. Aunque se barajó la posibilidad de que el responsable fuera de origen subsahariano -una de las víctimas de Juan Carlos Aguilar era nigeriana-, esta hipótesis ha quedado descartada. Se trata de un recluso canario enormemente corpulento que supera el 1,90 metros de altura y los 120 kilos de peso, según el sindicato de trabajadores de la prisión palentina de La Moraleja, en la localidad palentina de Dueñas. De acuerdo a estas mismas fuentes, tiene un "alto perfil psiquiátrico" y ya antes había protagonizado graves altercados. No en vano, ya se le había aplicado el medio coercitivo de “sujeción mecánica” dos veces en los últimos cuatro meses por incidentes graves.

 Los hechos se produjeron sobre las 17.00 horas de este lunes. En ese momento, coincidente con la hora de paseo en el patio en el módulo 9, J.S.S. atacó a Juan Carlos Aguilar armado con el mencionado cepillo de dientes modificado, asestándole dos puñaladas en la cabeza y el cuello. Cuatro trabajadores resultaron heridos leves hasta que consiguieron reducir al agresor, que fue aislado de nuevo para evitar nuevos percances.

Fuente:
elcorreo.com

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...