martes, noviembre 18, 2014

El marciano de Andy Weir


Más que entretenida novela esta que supone un gran debut de Andy Weir, novela que me he devorado en un par de sentadas y, que como bien comentan otras personas en el propio libro a modo de gancho, nos trae a una especie de McGyver (con ingenierías) viviendo una aventura a lo Robinson Crusoe, en este caso en lo que sería mas que una isla desierta, ni mas ni menos que el planeta Marte.

Regusto clásico en las formas, bien sea recordándonos a aquellas novelas decimonónicas de aventura pura y dura, o a una ciencia ficción sencilllita, en la que los datos técnicos, que los hay y muchos, se hilvanan con acierto con los acontecimientos, de tal manera que aunque algo de física, química, botánica, náutica o informática por poner algunos ejemplos, se nos escape, la trama avanza sin que nuestra incomprensión parcial o absoluta, (que a veces pasa), de la información sea trascendental.

Mark Watney se ha quedado tirado en Marte. Sus compañeros de tripulación, tras pasarlas putas y verse obligados a salir huyendo del planeta al igual que él, le han dejado en este, creyendo que está muerto. Pero no es así, ya que es todo un superviviente y, con su imaginación, ingenio, valor y voluntad, utilizará todos los conocimientos que tiene y más, para sobrevivir cuál naufrago en este ambiente hostil, en el que todos los restos de la misión espacial que tiene habrán de ser utilizados mientras en La Tierra se afanan para dar con la forma de salvarle.

Narrada en dos lecturas, además de una voz en off que utiliza el autor para mostrarnos algunos hechos, de un lado tenemos el modo diario, con la simpatía y buen humor del prota como elemento clave, bien sea para el propio personaje de cara a hacerle superar mentalmente su situación, o para nosotros, ayudando a que el interés no decaiga en ningún momento. De otro lado la novela nos va introduciendo en lo que sucede en La Tierra, parte esta que me ha gustado de la misma manera que el propio despliegue de trabajos varios del astronauta, tal vez por el cambio de ritmo que supone la entrada en escena de otros personajes, que se agradece a todos los niveles.

Se han lanzado grandes vítores acogiendo esta novela como la mejor del género de los últimos años, clásico instantáneo, y, si bien no creo que sea para tanto como compararla con otras grandes, si que es cierto que es lo mejor del género que he leído en mucho tiempo, principalmente porque se escribe poco, sobre todo poco bueno, que tenga que ver con los viajes de exploración al espacio puros y duros. Como también creo que es una novela única, ya que pese a que de náufragos y otras variantes hemos leído mucho, ingenieros multidisciplinares en Marte hasta Mark Watney no habíamos visto ninguno. Lo que hara que la etiqueta de clásico tal vez se la gane con el tiempo.....

Puntuación: Sobresale
Una lectura para todos los públicos sin distinción.

PD: La peli que parece tener en marcha Ridley Scott sobre esta novela, a poco que se esmeren va a ser un caramelo, ya que de por si Weir escribe muy cinematográfico, y la historia de principio a fin es ideal para  que cineastas americanos la adapten a la pantalla grande.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...