jueves, junio 04, 2015

El camarote de los hermanos Marx

Fragmento de Una noche en la ópera, una escena legendaria, de una peli legendaria, de unos actores legendarios....



La escena del camarote de “Una noche en la ópera”, es una referencia clásica y mítica del humor de todos los tiempos. Un trabajo genial e irrepetible de los hermanos Marx, que algunos consideran como la mejor escena del cine de humor. Un momento de situaciones y frases ocurrentes que, a pesar del tiempo, no pasa de moda. Un “Debe verse” del cine cómico en una de sus mejores películas. En ella intervienen 15 personajes, y según el propio  Groucho “Fue una combinación de muchas ideas y nos tomó por lo menos una semana filmarla”.
Antes de filmarlas y adaptarlas en una pelicula, las escenas se testaban en el teatro. Y si el público no reía lo suficiente, no se pasaban al cine. Parece ser que ésta no tuvo mucho éxito pues no generó la risa que se esperaba, y los actores y guionistas propusieron al productor Thalberg excluirla de la cinta. Pero su intuición hizo que se negara, y el tiempo le dió la razón. ¡Gracias Thalberg!


Los problemas del doblaje El humor de los Hermanos Marx se basa en juegos de palabras que en la mayoría de los casos son prácticamente intraducibles. Cuando el plomero entra en escena, en la versión española dice: "Vengo a cortar la calefacción.“ La respuesta de Groucho parece surrealista ya que no tiene nada que ver con la pregunta: “Puede usted empezar por el rubio ése“, señalando a Harpo. Lo que en realidad se dice es lo siguiente: “I’m here to turn off the heat.“  “You can start right on him“, contesta Groucho. La broma en inglés se entiende porque “heat“ significa calefacción o "calentón", y la respuesta de Groucho se refiere a lo interesado que está Harpo por las mujeres que hay en el camarote. En el estudio "La traducción para el doblaje del humor basado en la polisemia: Los Hermanos Marx cruzan el charco", dirigido por John Sanderson de la Universidad de Alicante, y desarrollado por Anjana Martínez Tejerina, se deduce que “tras ver las películas originales y las dobladas al castellano de los Hermanos Marx, (...) analizado un total de 240 juegos de palabras, sólo en el 65 % de los casos se logró trasvasar el efecto del humor de un idioma a otro“. Lo curioso es que ello se consiguió gracias a que el juego de palabras en inglés, al realizar su traducción al español, era bastante parecido. ¿Y el otro 35%? No se entendió o el traductor extralimitó sus funciones.



Fuentes:  
youtube.com
One produccions
Antonio Toca
blogdecine.com
google.com




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...