jueves, junio 11, 2015

La chica del tren de Paula Hawkins

Me he leído en un par de sentadas el que puede ser uno de los bestsellers de lo que queda de año, de esos que cada cierto tiempo nos toca uno, o tres según de fertil fuera la idea del autor o la capacidad de estirar la venta del editor, y que queréis que os diga, inventar lo que se dice inventar nada inventa, pero es ciertamente entretenido desde el inicio hasta el final, apto para todos los públicos adultos y sencillo de seguir en todo momento, por lo que efectivamente, huele a muchos dólares de venta.


Rachel va todos los días en tren al tajo, en el mismo sitio, con las mismas personas y a la misma hora, como cualquier otro currela de los que usamos el transporte público para ello, pero mientras los demás hablan, leen o enredan con sus aparatos tecnológicos, Rachel viaja solo, sumida en una depresión en la que lleva un tiempo, y dándole al gin tonic desde el desayuno a la cena, incluyendo las latas de preparado que lleva en el bolso para que no falte. El tren en el que va Rachel hace parada camino Londres en los suburbios, incluyendo Witney, dónde ella vivía con Tom y soñaba con tener hijos y demás aspiraciones familiares. En esta parada, a pocas casa de su antigua residencia, Rachel ve todos los días a Jess y Jason, y en esos breves minutos sueña con tener la vida idílica que ellos viven con naturalidad.... y hasta ahí puiedo leer.

Me han caído mal, muy mal incluso, las tres mujeres protagonistas de este libro, e incluso una cuarta secundaria. Y es que Paula Hawkins no busca en ningún momento que empaticémos con ellas, principalmente con Rachel que es el motor de la historia, por ello no hace sino resaltar todos sus miedos, sus penas, sus carencias, sus defectos, sus debilidades...las humaniza hasta el límite, no siendo además ninguna de ella especialmente brillante en nada a lo que nos podamos agarrar para que nos caigan mejor. No, son seres humanos en momentos difíciles de sus vidas , momentos que están afrontando erroneamente, con lo que las cosas inevitablemente no mejoran....lo que a su vez hace que una historia que pudiera sonar a vista enganche, mas allá de la resolución de al menos un crimen. como en cualquier novela de genero negro, o por el fresco que nos pueda mostrar, en este caso enganchan las miserias de personas que podríamos ser nosotros, o nuestros vecinos, o nuestros amigos o compañeros de trabajo, personas anónimas a las que un buen día....

Puntuación: Sabes a dónde vas, por lo que no te defraudará.
Una lectura ideal para cualquier momento de este Siglo XXI urbanita de doble moral, extrañamente adictiva con su punto voyeur, como la propia protagonista.

PD: Peli ya en marcha, al parecer con Emily Blunt como Rachel. Da para ello, ideal si la dirigiera Hitchcock.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...