jueves, abril 28, 2016

Relojes de hueso de David Mitchell en una frase...(o más)


Sabes cuando llevas menos de media o tres cuartas partes de una novela y sabes que estás leyendo una Obra Maestra...??

Y sabes cuando degustas cada frase, cada párrafo, cada página, cada capítulo, con alegría, gozando, pero con una sensación de pena a la vez, ya que sabes que se acerca su final...??

Pues a mi, pese a haber leído muchos libros de los de devorar de una sentada, muy buenos, esto que me ha pasado con esta novela de Mitchell, y sigo con redundancias, me ha pasado en contadas ocasiones. En una mano me sobran dedos que decía aquel...

Un gigantesco puzzle literario,una fusión de géneros ácida y  mordaz, más que entretenida e interesante, que destila literatura en todas y cada una de las hojas que ocupan las andanzas de todos y cada uno de sus personajes, piezas únicas o conectadas con el resto. Historias dentro de historias que hacen crecer la historia que nos ocupa, que tiene de todo, indescriptible, un continuo viaje hacia delante que empieza cuando Holly descorre las cortinas de su cuarto y no ve la vida de fuera de su habitación, sino sólo a Vinny en su amor adolescente, y que nos lleva en una huida, en una busqueda, por varios países, por varias décadas, dejándonos pistas de dónde estamos y a dónde vamos, mientras Hugo engaña para trepar, o Ed vive en la batalla porque no sabe vivir de otra manera, o Crispin sufre y disfruta sufriendo, o los horologistas.... esto descubrelo , como todo lo demás....que es mucho y bueno, sumérgete....

Puntuación: Lo dicho, Obra Maestra
Me hubiese gustado poner ahora algún fragmento emblemático de la novela, pero es que hay tantos tan buenos, tan brillantes, con tanta mala baba...que no he sabido cuál poner...

PD: Este título quedó finalista en el Man Booker, y se llevó el World Fantasy, ahí es nada. Los que renieguen de la fantasía tranquilos, es sutil, practicamente inexistente en la mayor parte de la novela.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...