miércoles, marzo 15, 2017

El soldado de Rodas


Entretenida novela esta, mezcla de aventura histórica e investigación policial, ambientada allá por el año 52 d.c. en Roma, escrita con brío por el joven autor bizkaitarra, de Amorebieta, Eneko Fernandez, que aprueba con nota.

En la capital del Imperio, concretamente en el lago Fucino, el todopoderoso emperador Tiberio Claudio César Augusto Germánico y sus cercanos, están disfrutando viendo morir a miles de esclavos, gladiadores y demás pobres hombres de la época en la celebración de una enorme naumaquia (acojonante esto de las batallas navales para la diversión de la corte, no conocía), cuando un atentado casi acaba con la vida de este hombre, Claudio, con poder sobre la vida de todos los demás. Pero un miembro de la Guardía Pretoriana evita el magnicidio. El emperador, para sorpresa de propios y extraños, y debido a que no se fía ni de su sombra, deja la investigación en manos de este guardia, Tito Rutilio Lupo, que dispone de horas para tratar de resolver el asunto y cazar a los responsables, si es que no muere en el intento... 
Mientras tanto, uno de los que luchan para sobrevivir a la teatraliza pero real batalla, no recuerda nada de las ultimas horas previas a la misma, ni sabe quién es, o porqué esta con una espada luchando por sobrevivir en un barco....

Acción sorpresas, intriga, traiciones y enredos de palacio dan forma a una lectura agradable, simple mayormente, con malos malísimos y buenos buenísimos pese a algunos matices, que gustará a los que busquen lo más sencillo y no desagradará a los más rigurosos con aquello de la fidelidad histórica ya que, pese a ser una obra de ficción, los lugares, personas y personajes, protagonizando las historia de sus vidas si que existieron, y en lo que respecta a ambientación de la época, vocabulario, vestuario, etc, etc, la novela está muy trabajada.

Puntuación: Buena
Un debut más que prometedor, un autor con el que estar atentos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...