miércoles, agosto 12, 2020

Nos llamaron enemigo

Me ha gustado mucho este fragmento vital del popular George Takei, actual actor y activista, que por aquel entonces sufriera en sus carnes de niño, junto a su familia, y otras ciento y pico mil personas de ascendencia japonesa, una injusticia olvidada, una pesadilla americana. 

Y es que el hoy actor de fama mundial merced a su papel en Star Trek, entró en los campos de concentración que se crearon por orden de Roosevelt, al igual que las decenas de miles de personas mencionadas, gran parte de ellas nacidas en Estados Unidos, ciudadanos por lo tanto de pleno derecho de este país. Pero... cuando USA entro en la Segunda Guerra Mundial tras Pearl Harbour, la paranoia y el racismo de unos, y el aprovechamiento económico de otros...

Se apoya Takei en el buen trabajo de profesionales del medio, como son los guionistas Eisinger y Scott, que adaptan los recuerdos de aquel al noveno arte, para presentarnos un entretenido documental, con dosis de humor que nos aligera el duro drama familiar a lo largo de varios años. Sobresale el arte de Harmony Becker, que abraza sin rubor el estilo de los gegika japoneses, lo que encaja como anillo al dedo a lo que se nos muestra, utilizando igualmente imágenes de personajes reales participantes en los recuerdos de Takei, que son imprescindibles en la narración. 

En definitiva, pese a su aparente sencillez, este cómic es una gran obra de incuestionable interés histórico, que además ha gozado del respaldo de las ventas, y a la que le ha caido el Eisner a mejor obra basada en hecho reales. Hechos que no han de caer en el olvido, ya que simplificando, hablamos de racismo permitido por ley, y todo lo que supuso, y supone.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...