jueves, diciembre 24, 2020

Las 5 Tierras, Vol. 1

Me ha gustado mucho, mucho, mucho esta ambiciosa obra, clásica en su premisa de enredos y traiciones en habitaciones, patios y pasillos palaciegos, original en este contexto en su apuesta por animales como protagonistas.

En base a una idea original de David Chauvel, escriben a seis manos, bajo el pseudónimo Lewelyn, el propio Chauvel, Andoryss y Patrick Wong, que no ocultan, sino que disfrutan, la inevitable referencia inmediata que es Juego de Tronos, y algunas otras, de palacio o capa y espada clásica, que descubrirá el Lector Constante.

Magnífico es por otra parte el arte de Lereculey, al que ayudan a llegar a meta Lucyd y Diane en las tintas, y Martinos en el color, así como Revenau con las portadas, todos ellos bajo el auspicio de Didier Poli.

¿Y por qué tantas personas implicadas en este trabajo coral? Porque su idea es sacar al menos tres álbumes al año, queriendo llegar cuanto antes a los 30, en ciclos de a dos.

Ambicioso dije arriba. Máxime a esta calidad en el arte, y densidad en lo que se nos cuenta. Habrá que ver si llegan y como llegan. De momento en Francia en enero se publicará el quinto, sin bajar el ritmo ni el nivel por lo que parece. En este tomo Yermo nos trae los dos primeros, primer ciclo por lo tanto, de este estupenda historia, editada con la habitual calidad. 

Estupenda historia decía, que se desarrolla en un mundo de fantasía medieval, en el que gobiernan los felinos sobre otras razas, concretamente una familia de tigres ocupa el trono. Trono que tiene pinta va a quedar vacante pronto, dado que el Rey esta muriéndose, lo que será motor de arranque para un amplio, estudiado y detallado reparto multirracial, multicultural, cada cuál con sus secretos y ambiciones. Reparto que, como el lector, se va a llevar más de una enorme sorpresa.

Ambiciones y sorpresas que se despliegan ante nosotros mediante unos soberbios dibujos de vestuarios y decorados, de escenarios interiores y exteriores, ricos detalles, colores, tonos y texturas. Cuidadísimos. Asimismo es de recibo destacar la enorme expresividad de los animales protagonistas, acorde con su raza en todo momento, bebiendo y sin beber a la vez de grandes de este tipo de dibujos, como Disney, Blacksad o Capa y Colmillos. En esa liga juega este arte.

En definitiva, una gozada, un inicio de serie para disfrutar, que planta firmes cimientos, y deja con ganas de más, esperando lo que ha de venir.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...