domingo, marzo 21, 2021

El cuarto jinete

 

Hacía ni sé los años que no me empujaba uno de zombís, y no véas que disfrutable ha sido este, que ha caido el otro día en un par de buenos bocados.

Escribe muy bien Víctor Blázquez, pese a hacerse pelín pesado el texto de inicio con el narrador y sus devaneos, mientras nos presenta ubicación y personajes. Escribe inicialmente al más puro estilo deudor de un gran maestro que todos conocemos, como lectores constantes, logrando conforme avanzan las páginas hallar su propio camino, mientras crea la ansiedad, la necesidad en nosotros, como espectadores más que como lectores, de ver algo gordo que está claramente a punto de suceder, a punto de explotar. Somos voyeurs, somos conscientes de ello, y nos gusta.

Y cuando, tras las pinceladas previas, la cosa arranca a tope, es un no parar de carreras frenéticas de las que depende la vida, personas llevadas al límite, personajes que evolucionan o no entre mordiscos salvajes, contagios, sangre y destrucción, con la esperanza como motor único. Aunque todos saben y sabemos que está muy jodida la cosa, hay que seguir adelante o convertirse en alimento. O en algo peor. 

Muy visual, muy cinematográfico, literatura de evasión espectacular. De los de coger y no soltar este virus chungo, chungo, pero que muy, muy chungo que es el Cuarto Jinete. Una gozada. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...